A continuación se encuentra información básica que debe ser conocido por el novato para tener una idea de cómo funciona un láser.

 

¿Cómo corta y graba el láser?

Antes de tomar una decisión final sobre la compra de un equipo láser necesitamos saber qué queremos hacer con la maquina. El mercado está lleno con todo tipo de las maquinas láser de CO2 y debemos elegir la mejor opcíon para el trabajo que vamos a realizar en el futuro. Para saber que se puede hacer con el láser necesitamos saber cómo funciona.
La construcción del tubo láser de vidrio es prácticamente idéntica en todas las máquinas. Una diferencia importante es la longitud y la calidad del tubo láser. Diferentes longitudes corresponden a diferentes potencias. Esto afecta la velocidad del trabajo y permite un procesamiento más rápido del corte. Vamos a explicarlo con dos maquinas nuestras; la LiquiLaser PRO 90×00 y la LiquiLaser BASIC 60×40. El funcionamiento de otros equipos de láser CO2 es idéntico.

 

 

Manejar el láser por el software

Ambas máquinas serán controladas por un ordenador como un dispositivo externo, por lo que puede operar el grabado y el corte de la máquina con el software instalado en el ordenador, por ejemplo Corellaser o RDWorks. Utilizamos el software Corellaser en nuestros modelos BASIC, puede determinar el tamaño máximo de trabajo, por lo que en nuestro ejemplo el láser funcionará en el área de 600 x 400 mm. Esta es la superficie de trabajo del láser y el objeto necesita encajar en las mediciones para ser grabado o cortado.

 

Esquema del láser

El rayo láser es emitido por el tubo láser en la parte posterior del dispositivo. Mediante la reflexión de los espejos individuales y la lente se pasa a la salida del cabezal donde está montado la lente. Se refleja en un ángulo recto desde el espejo y se transmite en la dirección de la cabeza del láser. Aquí el rayo láser es reflejado desde el último espejo en la dirección de la pieza de trabajo. Al final de la cabeza láser se coloca la lente de enfoque. Reúne el radio del rayo láser sobre el material. El carro se mueve a lo largo de la guía móvil del material (eje X). La guía del carro y el espejo se mueven a través del material (eje Y). De esta manera, el carro se puede encontrar en cualquier parte del material.

La distancia entre el cabezal del láser y el material se puede ajustar. Esto permite la colocación de materiales con diferentes espesores.

El cabezal del láser de LiquiLaser PRO 90×60 se puede mover pulsando las flechas del panel de control. En este caso, tenemos la capacidad de ajustar precisamente el punto cero donde el láser comienza a cortar o grabar. Muy útil es el puntero láser rojo montado alrededor de la cabeza del láser. Este puntero de luz roja brillante le permite controlar el lugar donde el láser comienza a grabar o para controlar la disposición del material.

En la pantalla del controlador de la LiquiLaser PRO se puede cambiar la posición y la velocidad del cabezal del láser, seleccionar los archivos a grabar con una llave USB o directamente en la memoria del láser. Se puede cambiar los parámetros para grabar o cortar e interrumpir y reanudar el trabajo del láser en cualquier momento. La maquina recuerda el último archivo por lo que en caso de una interrupción de la electricidad, podemos repetir el trabajo.

El cabezal del láser de nuestras máquinas BASIC es controlado por el software cada 10 y hasta cada milímetro. La potencia del láser se puede determinar desde el panel de control, la velocidad y otros parámetros serán controlados directamente por el software.

El modo de funcionamiento del láser cuando está grabando o cortando es determinado por varios parámetros: potencia, velocidad y resolución dpi. Usted puede ajustarlas directamente en el archivo que quiere mandar al láser. La pantalla LCD de nuestro LiquiLaser PRO muestra la velocidad del cabezal del láser, la potencia mínima y  máxima del rayo de láser.

 

Potencia de láser

Este es la potencia del rayo de láser emitida por un tubo láser. El láser utiliza la capacidad de servicio de 25 a 100 vatios para grabar. La potencia de 60 vatios es suficiente para el funcionamiento normal de los materiales convencionales. También es una protección para el futuro en caso de pérdida de potencia del tubo láser. Más potencia es útil en dispositivos para producciónes en cantidades. Gracias a ello, podemos acortar el tiempo de corte de diversos materiales.

En el software no se puede  ajusta la potencia del láser directamente en watios, sino en porcentaje para grabar y cortar el material. Cada material tiene una estructura diferente y diferentes requisitos de rendimiento. La suciedad del sistema óptico y el desgaste del tubo láser tienen un impacto en los resultados del grabado o corte. El soplado de aire colocado en la cabeza siempre reduce el ensuciamiento de la lente común. La profundidad del grabado depende de la potencia láser elegida.

Cuanto más fuerte es la potencia, más profundo será el grabado. El tubo de láser tiene una vida útil, pero esta vida útil se pude ver reducida en el caso de que la gran carga del trabajo se realice a una potencia máxima. Podemos aumentar la profundidad de grabado bajando la velocidad o reduciendo la resolución dpi del archivo..

 

Velocidad de grabado o corte

Esta es la velocidad a la que se mueve el cabezal láser a lo largo del material para grabarlo o cortarlo. El parámetro en el software es mm/seg. Para cada material establecemos una velocidad diferente para grabar o cortar. Mayor velocidad siempre significa una operación láser más rápida. La velocidad depende de la profundidad del grabado. Si la velocidad del funcionamiento del láser es demasiado alta, no podemos obtener el resultado esperado porque el diseño se grabará muy mal. Para tener una mejor profundidad de grabado con la misma potencia láser que antes, necesitamos reducir la velocidad del grabado láser.

Puede aumentar la velocidad y reducir la pantalla de línea para obtener una profundidad de grabado más baja. En el caso de máquinas láser con una potencia láser de 40 o 60 W y materiales como madera, vidrio, laminados, aluminio, cuero, papel, generalmente deben funcionar con una potencia del 20% al 60%, y se obtiene el resultado correspondiente reduciendo las velocidades de hasta el 20% del máximo.

 

 

Resolución dpi

Al igual que las soluciones de plotter de impresión, la resolución depende de la calidad de la imagen grabada. Se da en la cantidad de puntos disparados por el láser en centímetros de distancia por la cabeza, o ppp (puntos por pulgada). Cuanto mayor sea la resolución, más precisión representaremos detalles finos de dibujo y gradaciones tonales que tendremos, pero también un grabado de mucho tiempo.

Las configuraciones posibles son resoluciones hasta 1000 ppp, pero normalmente funciona bien con 500 ppp. Con un trabajo muy preciso en algunos materiales, debe aumentar el ppp a 1000, por ejemplo, grabando una foto y sus gradaciones delicadas (en tonos). Con un trabajo menos preciso, la resolución puede reducirse, por ejemplo. Cuando grabe letras grandes, la reducción de la pantalla de línea no causará una gran pérdida de calidad, sino que realmente acelerará el trabajo. La resolución afecta la duración del trabajo, porque el láser de menor resolución tiene que hacer menos movimiento (líneas horizontales).

La resolución no corresponde exactamente a lo que se entiende como una resolución en los plotter de impresión. Puede especificarlo como una precisión de posicionamiento del rayo láser. Ahora la pregunta es ¿porque? A medida que el láser quema el material como un haz homogéneo y la quema no solo es el radio en el que cae el haz, sino también el lado del material de grabado, porque el calor se propaga (por ejemplo, laminados de grabado o metacrilato).

Cada material se comporta de manera diferente cuando serán grabados porque tiene una estructura diferente. Los resultados finales para cada material son diferentes: madera, papel, cuero, plex, vidrio, aluminio y muchos más. La resolución dpi afecta visualmente solo a la calidad del grabado. El corte no tiene ningún efecto notable.

 

El orden de grabado y corte

El orden del grabado depende del color del objeto (capa). Si todos los objetos tienen el mismo color, se grabarán al mismo tiempo con la misma potencia y velocidad. Si distinguen en sus colores, se grabarán en el orden de los colores o en el orden en que se exportan. Con los colores mezclados se creará un ráster.

Al cortar se ve diferente. Lo que importa es el orden de las capas de colores, pero entre los objetos del mismo color se cuenta la ubicación en las “capas”. Primero, los objetos cortados se encuentran debajo, luego los de las capas sucesivas. El conocimiento de estos hechos es muy importante al cortar.

Por ejemplo, cortamos la letra “A”. Primero, corte el centro; uno se cae, luego corte la forma externa para obtener el resultado final deseado. Si primero corta el contorno exterior de las letras, y ella se quedaría sin material de placa, ¡entonces no se cortará por dentro! Por lo tanto, al cortar, es importante separar letras u objetos en curvas, y los que están dentro de otros se mueven hacia abajo (por ejemplo: en Corel Ctrl + PgDn).

Para ahorrar tiempo al grabar un objeto, debe colocar el objeto sobre la mesa y grabar a lo largo del eje X. ¿Pero por qué? Por ejemplo, hemos dispuesto grabar una inscripción en un rectángulo de 50 x 20 mm. El rayo láser se emite en toda la longitud de 50 mm.

Si colocamos el objeto a lo largo del eje Y, el láser emitirá un haz a lo largo de una longitud de 20 mm realizando movimientos muy rápidos y cortos. La cabeza del láser tiene que acelerar y frenar antes y después del movimiento. Siempre lleva más tiempo si organizamos el objeto a lo largo del eje Y.

Atención: no es posible cortar desde el archivo JPG o bitmap.